¿Cómo hipotecar una casa con aval de mis padres?

Te has preguntado ¿Cómo hipotecar una casa con aval de mis padres? Si es así, en este post puedes encontrar toda la información que necesitas. Existen muchas razones para solicitar una hipoteca. Por ejemplo, para comprar una nueva vivienda. Sea cual sea la razón, es importante conocer la manera correcta de hacerlo. 

Boton solicitar
Índice
  1. ¿Qué significa exactamente hipotecar una casa?
  2. ¿Qué se necesita para hipotecar una casa?
    1. Pasos para hipotecar una casa 
  3. Ventajas y desventajas de hipotecar una casa 
    1. Ventajas
    2. Desventajas
  4. ¿Cuánto dinero se puede obtener al hipotecar una vivienda?
  5. ¿Tus padres pueden ser el aval para hipotecar tu casa?
    1. Aspectos a considerar
  6. Recomendaciones finales

¿Qué significa exactamente hipotecar una casa?

Hipotecar una casa significa solicitar dinero prestado y establecer como garantía una casa. La cual debe ser de tu propiedad y cumplir con una serie de requisitos. Por lo general, se trata de préstamos de gran cuantía que requieren esta garantía. Ahora bien, esta operación implica una seria responsabilidad. De no cumplir con las cuotas de pago existe el riesgo de perder la casa por un embargo.

Incluso, algunos tipos de embargo incluyen los bienes personales, tanto presentes como futuros. Hasta que se complete el pago por el monto total de la deuda. Una de las razones más comunes para hipotecar una casa es para comprar una nueva vivienda. 

Esto facilita la obtención de fondos para la compra. Además, es el aval perfecto para que el banco te conceda una hipoteca de forma más rápida. Esto especialmente si la casa anterior se compró con una hipoteca de la misma entidad financiera. También se puede solicitar una hipoteca en el proceso de reunificación de deudas

Esto aplica por lo general a personas con varias deudas que no pueden cumplir. A fin de evitar la acumulación de intereses, atrasos y morosidad, puede solicitar una hipoteca. De manera que todas las deudas se unifican en una sola, con un nuevo plazo de pago, nuevas tasas de interés y otras condiciones. 

Ahora bien, es importante entender que para solicitar una hipoteca debes estar completamente seguro de cumplir los pagos. De lo contrario, el embargo es una consecuencia que deberás afrontar. 

¿Qué se necesita para hipotecar una casa?

Para solicitar una hipoteca lo primero que debes hacer es elegir una entidad financiera en la cual tramitarlo. Antes de realizar tu elección es importante que conozcas las condiciones, comisiones y todos los factores relacionados con la hipoteca. 

Asegúrate de conocer todos los aspectos incluyendo las letras más chicas del contrato. También puedes utilizar un comparador de hipotecas online para elegir la hipoteca más adecuada para tus necesidades. Algunos bancos permiten realizar la solicitud de hipoteca de forma online. 

Mientras que en otros casos debes acudir al banco para realizar la solicitud y entregar los requisitos. Posteriormente, la entidad evaluará tu solicitud para decidir si aprueban o no la hipoteca. Esto depende de varios aspectos, los principales son los ingresos estables, historial crediticio, capacidad de endeudamiento, etc. 

Según la entidad o banco que elijas, los requisitos pueden ser más flexibles o estrictos. Cuando se trata de una rehipoteca, es posible que los trámites y requisitos sean más flexibles. Siempre y cuando sea viable, la entidad puede aprobar la solicitud de hipoteca con mayor rapidez y menos requisitos. 

Respecto a los requisitos, quien realice la solicitud debe ser mayor de edad. Así mismo, debe tener ingresos estables y comprobarlos. Puede que sea necesario incluir estados de cuenta bancarias o una nómina. El nivel de endeudamiento dependerá de los ingresos, gastos fijos mensuales, otras deudas, etc. 

Así mismo, el historial crediticio debe ser estable. Por ejemplo, no debes estar registrado en un fichero de morosidad. De igual manera, el uso de las tarjetas de crédito también y otros financiamientos activos, influyen en el historial. 

Respecto al nivel de endeudamiento, también se analizan los factores antes mencionados. Por ejemplo, lo ideal es que las deudas no superen el 30% de tus ingresos brutos. De lo contrario, será más difícil que puedas cumplir con los pagos de forma puntual mes a mes. 

Pasos para hipotecar una casa 

  • El primer paso es definir para qué quieres hipotecar tu casa. Por ejemplo, puede ser para obtener liquidez, comprar una vivienda nueva, reunificar deudas, etc. 
  • Es importante que puedas comprobar que el inmueble es tuyo y que no tiene cargas. Este documento se puede solicitar en el Registro de la Propiedad.
  • Lo siguiente que debes hacer es reunir los requisitos solicitados por el banco para la solicitud. Recuerda que al evaluar tu caso el banco puede solicitar algún requisito adicional según tu perfil.
  • Por otra parte, debes solicitar un servicio para la tasación de la casa. Este servicio corre por tu cuenta y es necesario en el proceso de solicitud. Y a que permite determinar el valor del mercado de tu casa. Esta información es transparente e influye al momento de establecer el monto del préstamo. El cual suele ser entre el 30 y el 40% del valor de tasación. 
  • Si el banco aprueba tu solicitud debes firmar el contrato y posteriormente se debe acudir a un notario. A fin de darle validez legal al documento. De igual manera, es necesario solicitar una nota simple en el Registro de la propiedad. Esto permite comprobar que la vivienda no tiene ninguna carga, además, permite comprobar el derecho de propiedad. 

Ventajas y desventajas de hipotecar una casa 

Cuando se decide hipotecar una casa puede ser por diferentes motivos. Algunos de ellos pueden ser urgentes, por lo que se requiere liquidez de inmediato. Ahora bien, sin importar la razón esta decisión implica algunas ventajas y desventajas. A continuación, puedes conocerlas: 

Ventajas

Una de las principales ventajas tiene que ver con el plazo de amortización. Al hipotecar una casa para solicitar un préstamo, el plazo de pago es mucho mayor que en  un préstamo tradicional. Puede variar entre 12 y 15 años, con la posibilidad de extenderlo en algunos casos hasta 20 años. 

Otra ventaja es que con este tipo de préstamo se puede obtener liquidez inmediata. Por lo que permite solventar cualquier emergencia o situación urgente. Asimismo, al tener una casa como garantía facilita el acceso a un préstamo. Ya que, el banco tendrá mayor garantía. Es decir, este tipo de préstamo no supone tanto riesgo para el banco. 

Al establecer la casa como garantía, puedes disfrutar de condiciones más atractivas en el préstamo. Ya que para la entidad no representa un riesgo significativo este tipo de préstamo gracias a la garantía. 

Comprar casa con aval de padres

Desventajas

Respecto a las desventajas, existen algunas que considerar. Por ejemplo, el tipo de interés. Ya que, puede ser mucho más elevado que en otros tipos de préstamos. Por supuesto, para definir el tipo de interés hay que considerar el perfil de cada cliente. Algunos pueden conseguir una tasa de interés fijo entre el 3 y el 4%. 

De igual manera, existe un riesgo bastante elevado que se debe asumir al hipotecar una casa. Existe la posibilidad de un embargo de la vivienda si no se cumplen los pagos de forma puntual. Ya que, la entidad financiera tiene el permiso legal de embargar una vivienda para saldar una deuda impaga.

Específicamente cuando se trata de una casa hipotecada, por lo que se estableció la casa como garantía. También debes saber que para hipotecar una vivienda, la misma debe estar libre de cargas. Es decir, la vivienda no puede tener una hipoteca pendiente. 

¿Cuánto dinero se puede obtener al hipotecar una vivienda?

Uno de los aspectos de mayor interés al hipotecar un inmueble es saber cuánto dinero se puede obtener. En general, los bancos y entidades financieras pueden prestar entre el 50 y 60% del valor del inmueble. Ahora bien, no se trata de una norma estricta. Por el contrario, el monto puede ser mayor o menor según el perfil de cada solicitante.

Por ejemplo, influye el nivel de solvencia, historial crediticio, ahorros, entre otros factores que pueda considerar la entidad. También se deben considerar las políticas establecidas por el banco respecto a este tipo de préstamos. 

Por otra parte, es importante saber que existen algunos gastos asociados con la hipoteca de una casa. Por ejemplo, la tasación del inmueble debes cancelarla, así como una copia de la escritura notarial. Este monto gira aproximadamente en unos 400 euros. 

También es posible que se solicite una comisión de apertura o intermediación. La cual suele ser entre el 0.25% y el 2%% del importe total del préstamo. Todos estos aspectos debes considerarlos al momento de gestionar la hipoteca. 

¿Tus padres pueden ser el aval para hipotecar tu casa?

En este apartado corresponde analizar lo relacionado con el aval para hipotecar un inmueble. Lo primero que se debe entender es que el aval representa una garantía de pago para la entidad. Es decir, si la persona que solicita el préstamo no puede cumplir con el pago, el avalista es quien la asume. 

Ahora bien, avalar a un hijo o amigo puede ser algo riesgoso. Esto si se tiene en cuenta que el aval es una obligación que adquiere la persona. Por lo que queda comprometida en caso de incumplimiento. En muchas ocasiones, las personas eligen a familiares para que sean sus avalistas sin entender la responsabilidad que implica. 

En ese sentido, antes de aceptar la figura de avalista, es necesario conocer exactamente qué significa. Y no verlo solo como una manera de ayudar a un familiar a cumplir con los requisitos exigidos por el banco. Solo debes aceptar ser avalista si puedes hacer frente a la deuda. Ya que, esto es lo que deberás hacer si ocurre un impago. 

Si un padre quiere avalar a su hijo debe pedir todos los detalles específicos. Tanto los que exige el banco como los del propietario de la casa. Sin importar el parentesco, la información se debe manejar con total transparencia y responsabilidad. Mientras más información mejor para el avalista. 

Los padres también deben estar seguros del nivel de solvencia de su hijo. Por otra parte, el padre avalista también debe tener ingresos aún mayores a los de su hijo que solicita el préstamo. Estos son los requisitos establecidos por las entidades financieras. 

Aspectos a considerar

Lo más importante cuando se trata de relaciones familiares, es importante que exista compromiso de pago.  Lo ideal es que quien desee solicitar el préstamo tenga fondos propios de respaldo ante cualquier imprevisto. Por ejemplo, un porcentaje del importe total de la vivienda que pueda servir en el futuro en caso de cualquier problema. 

Lo recomendable es que exista una relación de confianza entre el avalista y el avalado. A fin de que ambos puedan confiar en este tipo de transacción. Siempre se deben analizar los pros y contras de una decisión de esta magnitud. Aun y cuando se trate de familias, se debe considerar todo lo que esté de por medio. 

Especialmente, al saber que los avalistas tienen las mismas obligaciones de pago que el titular del préstamo. El banco o entidad financiera puede reclamar al avalista el pago que no cumpla el titular. Por otra parte, al avalar un préstamo estarás en la CIRBE (Central de Riesgos del Banco de España).

Se trata de una base de datos en la cual se registran todas las operaciones crediticias. Lo que puede influir en tu historial crediticio y nivel de endeudamiento. Así que, si deseas solicitar un préstamo, pero eres avalista de alguien más, tu capacidad de pago es menor. 

Todos esos aspectos los tomará en cuenta la entidad financiera al momento de aprobar el préstamo. Así como también para decidir el monto máximo del importe del préstamo. Debes saber que si el titular del préstamo original no paga el préstamo y tú tampoco puedes hacerlo corres el riesgo de embargo

Incluso, puedes ser incluido en un fichero de morosidad como ASNEF o RAI. Todos estos aspectos se deben analizar detenidamente al aceptar ser avalista. 

Recomendaciones finales

Finalmente, debes saber a qué entidad financiera o banco acudir para hipotecar tu casa. A fin de poder recibir las mejores condiciones y comisiones sobre esta transacción. De igual manera, debes analizar la razón por la cual deseas realizar la hipoteca de tu inmueble.

Lo más recomendable es que se trate de razones de peso. Por ejemplo, la compra de una nueva vivienda. Incluso, algunos bancos ofrecen productos de hipotecas a inmuebles para distintos fines. Siempre puedes analizar cada opción y elegir la más conveniente. Ahora ya sabes todo lo necesario si estás considerando hipotecar una casa con el aval de tus padres. 

Boton solicitar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir